Demo Site

viernes, 23 de mayo de 2008

Iñaki Ochoa - Ochomil gracias...


Como bien sabeis los que seguís mi blog, está dedicado exclusivamente a las carreras de montaña pero, tengo irremediablemente que hacer una triste excepción, el motivo es la trágica muerte, hoy a la 8:45 h de Iñaki Ocho de Olza en su intento de alcanzar la cima del Annapurna. Desdé este mi humilde blog, mi pequeño homenaje a este gran montañero.


Tuve la suerte, de conocer, siquiera brevemente a esta gran persona, que desbordaba, alegría, buen humor y sobre todo un inconmensurable amor por la montaña. Fué a primeros de noviembre de 2006 cuando ofreció en la Casa de la Cultura de Villena, una charla, donde explicó, su forma de vida, sus proyectos y sus anécdotas,... todavía recuerdo como un yuyu indescriptible me recorrió el cuerpo cuando comentaba que en una de sus innumerables ascensiones en solitario y ya falto de oxígeno, decía que veía en la huella de sus pisadas en la nieve la cara de personas, realmente me acojoné, pues los hay que tener bien puestos para seguir, avanzando en medio de la ventisca a 7.000 y pico metros con una procesión de rostros macabros tras tuya. Transmitía, ilusión en todo lo que decía, así de repente parecía facil alcanzar, sin oxígeno, los 14 ochomiles, de su gira al Himalaya, pero sólo, los montañeros de altura, saben lo que cuestan estas gestas, tenía un coraje y un valor admirables, muchas ascensiones las había realizado, en solitario.



Al terminar la charla, y muy amablemente, pasamos a charrar con él y nos firmó los correspondientos autógrafos, y se interesó por el equipo de carreras de montaña, comentó que si al día siguiente, nos haciamos una carrerica por estos montes que no conocía. Y así fué, erá sábado, caía, una lluvia persistente pero fina, había niebla, incluso ya hacía fresco pues era noviembre, no me sorprendió la facilidad con la que subía las cuestas, incluso comento que en alguna ocasión había corrido maratones de montaña, creo que Zegama. Pasamos una mañana de entreno fantástica, nos hicimos fotos. Ademas recuerdo perfectamente que le regalé una botella de vino moscatel, la cual agradeció, pues comentaba que muchas veces permanecían mucho tiempo en el campo base, esperando mejoras del tiempo, y que jugaban a las cartas y que les gustaba probar, el vino y las pocas viandas perecederas que podían transportar.


Iñaki, el destino ha querido, que en tu 13º ochomil, dejaras la vida, máldito número, pero ahora estas y estarás en lo mas alto, en la cima mas azul, seguro que desde allí otearás el horizonte, donde dejaste a tantos amigos,... ochomil gracias por ser yo uno de ellos.




1 comentarios:

pedrophablo dijo...

Muy buen artículo el tuyo. Yo también he escrito sobre Iñaki, me parece un tío fuera de serie. Triste final.
Yo publiqué también el blog sobre él. DEP

http://pedrophablo.wordpress.com/2008/08/18/tributo-a-inaki-ochoa-de-olza-a-toda-una-vida/