Demo Site

martes, 9 de diciembre de 2008

VI Carrera de montaña de Castalla (Alicante)

Si hay un día perfecto para correr por montaña, ese fué el pasado 8 de diciembre, 10º C, cielo nublado, nada de aire, buen ambiente, caras conocidas, desnivel asequible y 15 kms. por delante, llenos de metas personales, desafíos, retos y amor a la montaña.

Tuve la alegría de encontrarme con mis amigos de correrías por los castillos de Avila, mi primera prueba de ultrafondo, nos fundimos entre risas y abrazos y nos desemos los mejor para la carrera, foticos de rigor, Antonio Obrador, Juan Martin Del Amo, sois grandes...

Nada mas llegar a la zona de salida-meta, ya se preveía una fiesta deportiva, saludos por doquier y una gran flota de villeneros, que querían desafiar a la montaña vecina,... algunos nóveles que eligieron la carrera ideal para debutar, ni muy dura, ni muy suave, ni muy larga ni muy corta, y la verdad es que se portaron, ..bien por los villeneros..., allí estaban también, mi amigo Madrigal, Marco Antonio Arnedo, Sebas, Ivan, Vicente Juan, Angel Alberto, Angel Sánchez y como no el incombustible Juan Ginés Crespo con su palillico en la boca, todos dieron el callo y es que por algo salió de nuestra sierra de La Villa, parte de la madera de la Armada Invencible, y voto a brios que dejó madre.

Personalmente, tenía una cuenta pendiente, aquí, el año pasado fue una prueba de fuego para mi maltrecho tobillo, lo pase mal desde el principio, no cesaba de dolerme la tendinitis, y encima me había dejado las llaves dentro del coche..., a la postre 1:34 tarde en completar el recorrido, maldiciendo a todo cristo viviente. Este año, mejor preparado y quizá mas mentalizado, tenía por delante el reto de, al menos, mejorar este tiempo, teniendo en cuenta que se había incrementado la distancia en casi 1 km. (890 mts). En la edición de este año nos dimos cita 270 corredores de los cuales llegamos a meta 257.


Después de un prévio con fuegos artificiales incluido, se dio el pistoletazo, salí dosificando, pero esto es arma de doble filo, pues la senda empieza pronto y puedes caer en el error, de quedar estancado en la sierpe humana que se forma entre los corredores que no logran encadenar una buena salida, o simplemente van mas flojos. No me coloqué mal del todo, pero no en el puesto que yo deseaba, en la primera cuesta ya me di cuenta que mis cuadriceps todavía estaban en saldo rojo desde Cartagena y que los 1.600 mts. positivos, habían dejado un rastro láctico, que me dejo casi cojo dos días. Pues bien, se trataba, de ir apretando poco a poco, me dedique a trabajar el trote cochinero en las cuestas, pero no parar y volar literalmente en unas bajadas, mas dignas de Aqualand, que de una carrera de montaña, la pista me frenaba, lamentablemente es mi asignatura pendiente..., llegué a coronar la replana bien fisicamente, pero cuando ya me decidía a lanzarme cual kamikaze Pearl Harboriano, me doi cuenta que no tengo "tacto" en mi Salomon derecha..., ¡que pasa ahora cojones...!, ¡¡¡joderrrrr!!!, me dí cuenta que el cierre de la cordonera y el 80% de la misma brillaban por su ausencia, la llevaba practicamente suelta....,

¡¡¡...dita sea!!!, me tocaba otra vez sufrir y hacer toda la bajada final, debatiéndome entre un esguince o una caida,... Menos mal que salio bien, pero en algunos momentos, veía en mi mente que la zapatilla iba a salir disparada impactando contra el de delante mía y armándose allí un cristo pasto de YouTube,... cual meteoro aún me permití el lujo de adelantar a 5 corredores y llegar a meta casi sprintando, consiguiendo finalmente 1.32:26, que me dejo el mejor de los sabores teniendo en cuenta las circunstancias zapateras y el aumento de la distancia. Finalmente, buena carrera para todos y sobre todo para mis compañeros de club, que una vez mas consiguieron trofeo, y esto ya no es suerte ni casualidad sino trabajo, pundonor y coraje.

2 comentarios:

fer dijo...

Vaya, qué mala pata lo de la zapatilla...

Me ha hecho gracia porque precisamente un par de días antes estuve haciendo senderismo en la zona con unos amigos, y nos encontramos con uno de los organizadores señalizando el recorrido...

Saludos!

José Mª dijo...

Enhorabuena por la carrera Miguel. Y enhorabuena por tu crónica, ¡¡¡joder da gusto leerte!!!. Soy villenero (José Mª), estuve en Castalla entre esa trupe villenera que debutaba en montaña. Si no me conoces nos conoceremos en alguna porque pienso repetir. Un saludo.