Demo Site

miércoles, 30 de noviembre de 2011

K25-2011=6x6 (46)...matemática pura!!!

Si, lo sé, lo primero que os viene a la cabeza a leer el título del post es de donde sale tanto numerico, pero todo tiene un porque en esta vida, esa serie de números tienen todo el sentido del mundo, nombre de carrera y año, seis de seis veces que la corro cuando apenas hace una semana que cumplía 46 años, por lo tanto y teniendo en cuenta lo perfecta que considero la K25 nos da un saldo a favor de CXM, de ser ésta la típica carrera de manual y por tanto ideal para ponerla de ejemplo.


Dos Miquel's que dan mucho de sí.

...6:15 de la mañana, otro año mas enfilo carretera para Serra, me esperan 150 kms. entre la noche fría, me acompañan en esta ocasión otros tres villeneros que he conseguido "atraer" pro primera vez a esta mítica prueba, Ismael, Javier Ruano, y Charly. Durante el trayecto comentamos la prueba y nuestras pretensiones en la misma, yo les comento que venir con fascitis y con la EPI, recién hecha del lunes, me iba a dar crédito solamente para acabar decentemente y con eso me conformaba, de hecho, esta carrera y el UTMB, eran los únicos compromisos morales que tenía en la temporada y por tanto ahora mientras escribo estas líneas tengo la sensaciones de haber cumplido y poder acabar el año tranquilo que no dolido.

Con el gran Raúl (linceul), gran finisher de Tors de Geants.

Paco Navarro, tampoco quiso perderse la K25-2011

Pero sigamos con el tema que nos ocupa..., tras recoger el dorsal y saludar a muchos CXM's, que hoy les toca currar organizando todo este follón, me voy pitanto al bar a tomarme el cortadico con mis paisanos y seguidamente a vestirnos de faena. Hace algo de fresco pero el día a poco antes de las 9 de la mañana es soleado y promete un clima perfecto en carrera, por tanto, como casi siempre, de corto, y gaficas de sol para mas adelante y buena falta que me hicieron.

Pasando al "corral" de las cabras antes de empezar.

Con el Sr. Alapont, gran runner devora kms.

En apenas un tris-tras, ya estaba bajo la pancarta de salida, saludando a otra mucha gente y mas tranquilo que unas pascuas, total con acabar me sobraba, pero si que quizás algo preocupado con mi talón, doblemente, por como se comportaria en carrera y por si no estaría haciendo otra burrada y ya van muchas con mi recuperación de la fascitis, pero sea como fuera la suerte estaba echada y no era momento de lamentaciones sino de correr. Tras una estruendosa y humeante traca, como siempre, salimos todos disparados, algo mas lentos que otros años, o al menos así me lo pareció a mí, cosa que me vino de perlas, para aguantar las primeras rampas que rodean el poli y que al pillarte "frío" considero mas que aceptables en pendiente, casi sin darnos cuenta atravesamos el pueblo de Serra que una vez mas se vestía de fiesta con sus gente animándonos desde las puertas de sus casas o al paso de su paseo matinal a por el periódico.

Primeros compases por las calles de Serra, con Juanma.

Me voy dejando llevar, son calles que salvo algún repecho, te invitan a correr, yo lo tenía claro desde el principio, tranquilidad y buenos alimentos que esto es muy largo y da para mucho, me pasaron muchos corredores, pero yo a lo mío. Seguidamente nos desvían del pueblo para adrentarnos en una senda que nos llevará al Alt del Pí, no sin antes atravesar el primer tapón de la carrera al mas puro estilo MIM, un pequeño riachuelo, algo crecido por las lluvias de la semana hacía pegar pequeños saltitos al pelotón con el consiguiente retraso del mismo, cosa que aprovecho Jorge Lozano (venido desde Albacete), para preguntarme por "nuestra" fascitis, puesto que él también lleva un buen tiempo liado con lo mismo que yo, lo peor fué que al comentar con él el tema del dolor, recordé que mi ración de Espidifén, la había olvidado en la chaqueta y por tanto y a buen seguro que mi poción mágica la echaría en falta mas adelante como así fue.

Ultimas casitas antes de empezar la montaña.

El ya famoso tapón antes de meternos en faena, Jorge Lozano detrás mía.

Observa tras la torre de luz, la serpiente multicolor en la subida.

Pero nada, no era tiempo de lamentaciones y a seguir, venía la temida subida hasta los repetidores del Alt del Pí, que ya te hace entrar en materia y recordarte que estás en la K25 y no tienes tiempo para el descanso, como siempre y como ya lo conozco me tome con calma pero sin pausa esta subida fuerte que a la postre me resulto hasta corta. De momento iba muy bien, el dolor de talón, de momento, no aparecía, y mi forma física en apenas media hora de carrera no presentaba puntos flacos, aunque ya sabía que un mes entero sin entrenar y solo bebiendo cerveza no iban a dar para muchas florituras, pero se trataba de aprovechar y seguir. Llego arriba, pero no avituallo llevo riñonera y no quiero perder tiempo, pero veo a Ana hago un kit-kat la saludo y comienzo la primera bajada, está peligrosa, el relente de la noche unido a la humedad por las lluvias y el barro arcilloso hacían de aquellas rocas de pizarra una verdadera trampa para cualquier tobillo despistado, extremo la precaución y sigo dirección al castillo de Serra, siempre lo atravesamos y este año también. A estas alturas me coloco las gafas de sol, sale resplandeciente para caldear el ambiente, justo cuando la carrera también decide hacerlo. Tras un precioso cresteo donde me encuentro bien, llego a su base, lo atravieso y allí estaba esperando con su cámara Juanma de A to trapo para inmortalizar la ocasión, viene bien porque el fotógrafo que siempre estaba a la salida del castillo este año no estaba.

En pleno centro del Castillo de Serra, allí estaba Juanma una vea mas.

Sigo para abajo, aquí planto las orejas, el año pasado me hice un esguince de los buenos y pasé por la zona de riesgo casi de puntillas, ahora se trata de la bajada mas complicada de la carrera, mucha piedra suelta, zona de roca plana e inclinada, pedruscos por doquier que derivan en un mar de raices semienterradas de pinar hasta dejarte en la entrada del polideportivo de Serra para completar el primer bucle de carrera mientras ya nos hemos devorado casi 9 kms. de la ruta.

La bajada del castillo, tan rápida como resbaladiza.

Final de la bajada, antes de enfilar para el poli de Serra. (km.8,7)

Llego bien, me tomo un par de vasos de agua, está bien fresca, y es que a esas horas, apenas las 10:15 de la mañana, todavía el ambiente es fresco, dos tabletas de chocolate con avellanas me darán el empuje suficiente para emprender el único e inevitable tramo de asfalto que nos lleva a la salida de nuevo de Serra pero esta vez en dirección a la zona del cauce del rio, en esta ocasión no tan seco, rocas empapadas de arcilla mojada y charcas salpicando el recorrido hacían de aquel tramo un verdadera pista americana, pero a la vez divertida, veo el cartel de km. 24, lástima que erael de vuelta al ser este tramo coincidente para el regreso, pero no amigo, hasta dentro de dos horas al menos no te volveré a ver.
Salidos del río enfilamos ahora la segunda subida de las cuatro que componen la carrera, se trata ahora de Ermitans, una subida constante pero preciosa, bañada a esas horas por un sol que hace para mi este tramo de la carrera de los mas bonitos.

El tramo del río un auténtico espectáculo

Camino a Ermitans, el monte estaba perfecto para correr.

Ultima rampa de acceso al collado de Ermitans.

Junto a Juanma alcanzamos la cima de Ermitans.

Vuelvo a encontrarme con Juanma, me brinda unas fotos y seguimos hasta la cumbre, donde una vertiginosa bajada hasta el barranco del Marianet hará que lo pierda de vista, él baja bien y yo tengo ya los talones empezando a despertar. Bajada menos técnica que las anteriores pero de respeto, a mitad de la misma, y apneas un metro de la senda una fuente hace que me desvié de la carrera para darme un trago y proseguir, tengo que ser cauto, y por que no decirlo, voy ya cansado, dos horas de carrera empiezan a recordarme lo poco o mas bien casi nada que he entrenado, apenas unas horas de BTT y algo de gimnasio no te dan crédito para nada, por lo tanto hecho mano al pundonor y los galones para acometer ahora la subida al Sierro, a la que nunca me acostumbro. Justo en este punto te cruzas con los corredores que ya bajan de donde tú vas a empezar a subir y da un poco de yuyu ver cual es tu estado de forma, veo a la primera chica que enfila para meta, aquí me adelantan por lo menos 10 corredores, voy ya bastante cansado y esta subida es un no parar constante buscando la cruz de hierro que corona la cima, a cada curva de la senda piensas que ya llegas pero no, todavía queda, y queda y queda hasta que por fin un rayo de sol te rasga la frente para indicarte que estás ahí que los has conseguido...2:30 me ha costado, hace ya 7 minutos que los primeros han llegado y a mí todavía me queda un mundo.

Aquí hay un avituallamiento, una vez mas Pere del CXM, está allí, el año pasado me prestó Refléx y una pastilla de Ibuprofeno para seguir tras mi esguince, pero este año, paso, no le pido nada aunque presiento que la fuerte bajada ahora por pista forestal, algo deteriorada, pero pista al fin y al cabo, iba hacer resentirse mi talón, y no me equivoque, cuanto mas lisa está la bajada tanto mas superficie de apoyo en el talón y puedo, engañarlo menos en la pisada, a pesar de eso intento correr ya en sistema Barefoot, y me va bien, tanto es así que aún con dolor consigo llegar de nuevo al cruce del Marianet en un tiempo digno, pero llevo con respecto al año pasado casí un cuarto de hora de retraso. Salgo del barranco, cruzo la pista y acometo el comienzo de lo que sería ya la ultima subida, Rebalsadors.

Antes de llegar a su zona mas escarpada varios toboganes entre senda rocosa y pinos te envuelven, recuerdo perfectamente, un gigantesco pino caído a izquierdas que impertérrito nos ve pasar cada año, yo también me alegro de verte amigo.
Me adelantan y saludan en este momento, Verena (de atalantas), y mi amigo Melga fiel compañero este año durante muuuuuchos kms. en el UTMB, nos fundimos en un abrazo pero él se va, yo ya estoy bajo mínimos y lo que el año pasado subí en apenas 10 minutos este, me iba a costar el doble, ahora si que me duele ya bastante el talón, pero me digo a mi mismo, "disfruta Miguel que hasta el año que viene no corres mas", perdiéndome a buen seguro la CCC valenciana (Castalla, Chiva y Calpe), tres preciosas carreras que tendrán que esperar un año mas.

Así que me centro en terminar la K25 que para mi y con el año que llevo ya es un premio e intento convencerme a mi mismo que el 2012 será mejor, ya veremos..., el caso es que con todas estas elucubraciones hago cima, cargo el botellero, me como dos cachos de plátano y me llevo conmigo dos trozos de chocolate con avellanas que junto al gel que me he tomado subiendo me harán afrontar con algo mas de energía mi ultima etapa hasta la meta.


Llegando al Mirador en la planicie de Rebalsadors

Cresteo con mas pena que gloría la zona desde Rebalsadors hasta el mirador, me veo obligado a andar varias veces en apenas 2 kms, pero estoy bajo mínimos, aunque me sorprendo a mi mismo cuando llego a la bajada desde el Mirador y puedo hacerla bastante grácilmente adelantando incluso a dos corredores que los pobres también tenían problemas seguramente, ahora miro mi crono y solo me pasa por la cabeza bajar de las 4 horas, llego de nuevo al lecho del río, desde la cima del Mirador, hasta aquí se me ha hecho mas largo que nunca, pero gracias al gel y el chocolate algo me queda de gasolina. La pista americana de rocas y saltos entre pinos caídos y charcos laterales me divierte ahora, aunque doy un traspiés que apenas a dos kms. de meta casi me deja fuera de combate, pero no ha sido nada, aterrizo de pié, he volado apenas un metro pero estoy entero, diviso por segunda vez el cartelito de km.24, pero ahora sí en la dirección correcta, bajo por el murete de piedra y la fuente que me lleva de nuevo al asfalto de meta, miro el crono y no, no llego, ya pasa un minuto de cuatro horas y llego a meta con 4:04, comparadas con los 3:31 del año pasado, me doy con un canto en los dientes de llegar a meta y lo sé, por eso nada mas llegar me tiro al suelo de rodillas y mostrando mi mejor faceta Papal, beso el suelo, he llegado, por 6 año consecutivo finisher, hay queda eso!!!

Ya en la ducha y cuando estaba a puntito de meterme bajo el agua, me llaman por megafonía, están dando un trofeo a todos los finishers, me pongo rápido la ropa y las zapas y salgo disparado, llego a tiempo de la foto, podium señores, hice podium!!!, ja, ja, ja. Que sentimiento estar por encima de otras cabezas, con un trofeo en la mano y deslumbrado por los flases de los fotógrafos que agolpados allá abajo dejan constancia del reto, no, no me quede de los primeros, pero sentí lo mismo que ellos apenas por uno segundos la adrenalina del podium aletargo mi talón y mi honor amancillado por las 4 horas que me costo el reto.


Bueno pues ya he llegado mas vale tarde que nunca!!!

Momento Papal, besando el suelo de meta (aqui video completo)

Allí estaba Juanma en meta esperándome.

Podium incluido con mi trofeo de finisher, 6 de 6



Los otros datos curiosos de la K25.

CXM, un grupo humano que da mucho x poco.

Nada que no apaciguaran un par de cervezas, y una charla con mis amigos. Los villeneros que me acompañaron disfrutaron de lo lindo y se quedaron prendados de la carrera, dureza, recorrido, organización de 10, curiosamente como mi dorsal de este año, un número mágico para un día mágico, en una carrera de manual y matemáticamente perfecta.

FOTOS ORGANIZACION
FOTO ALAPONT
FOTOS VOLTA AL TERME (Àngel Font i Piquer)
FOTOS JUANMA (A TO TRAPO)
FOTOS RAMON

13 comentarios:

Pepe dijo...

Enhorabuena Miguel y nuna mejor dicho: de díez!!!

AtalantasWeb dijo...

Maestro: ...Y que 6x6 son 150 km calderoneros. Pocos como tú. Si los del UTMB supieran que junto con la K25 eran tus dos fijas de este año, se morirían de envidia.
Enhorabuena por esta y las 5 anteriores.

MANOLI CXM dijo...

Felicidades, Miguel.
Ahí queda eso.
Bss y gracias

Miguel Mij-Mij dijo...

Felicidades Miguel, otro aliciente más para repetir en 2012 y dejar tirada de una vez a esa fascitis.

fausto dijo...

felicidades y me la apunto para el año que viene

VITORRO dijo...

Genial makina, ya veo que poco a poco vas mejorando, y que seguramente tu dichosa lesión se quedara en el 2011, yo una vez mas me he perdido esta gran prueba, pero gracias a tu crónica, casi como si hubiera estado con vosotros, ya solo nos queda esperar a la próxima y que sea una realidad tu recuperación
Un abrazo ¡¡

miquelgimenez dijo...

cada año más dura Miguel, valiente.

Antonio Arias dijo...

Enhorabuena Miguel. Lo tuyo si que tiene mérito.

Anónimo dijo...

Enhorabuena, se nota que aún con dolor la has disfrutado.
Palos a gusto, no duelen. "tanto"
Un beso
Barbi.

Marco Antonio Arnedo dijo...

Hola Miguel:
Me alegro mucho de que acabaras aunque fuera con dolor. Se nota que disfrutaste y me alegro por ti.
Ahora a descansar y a recuperarse del todo para que en el nuevo año entres con "buen pie".
Si todo van bien, nos veremos en Xorret de Cati en la primera de la liga.
Un saludo y felicidades

miguelflor dijo...

Gracias a todos, que sería de mi sin todos vosotros. Que no os quepa duda que sois mi energía alternativa cuando se trata de llegar a meta. Un abrazo y gracias por la visita.

PERE dijo...

Eres un mestre Miguel!! 6 de 6 Enhorabona!!

Gilbertrail dijo...

6 de 6. un monstruo.Enhorabuena amigo.