Demo Site

miércoles, 15 de enero de 2014

SAN SILVESTRE VILLENERA 2014...con orejas y a lo loco!!!

Ya hacía tiempo que no participaba en la San Silvestre de mi ciudad por unos motivos o por otros, pero este año iba a cambiar la historia, estaba animado a salir disfrazado con mi mujer, y al final salimos los dos a correrla yo disfrazado pero ella no. Un día 4 de enero es un poco "raro" para una San Silvestre, parece que está como a "tiro pasao" pero no había que hacerle ascos mas cuando se trata de divertirte haciendo lo que mas te gusta que es correr, en tu pueblo y encima disfrazado.

Con Ramón y Toni López venidos desde Crevillente a disfrutar de la carrera.
 La tarde del sábado se iba tornando muy gris, ventosa, fresca y encima medio lloviznando. Fuí a recoger el dorsal de mi mujer y mío, mientras ella se preparaba, la inscripción era gratuita salvo por un par de euros que había que "donar" al retirar el chip para la Asoc. Contra el Cancer de Villena, cosa que me pareció fenomenal. Ya en este momento, y bajo la lluvia, me encontre a muchos amigos que habían venido de fuera, Toni y Ramón López, Oscar, Alberto, etc y otros muchos que no ví por motivo de ir tan tapados por la lluvia.

Las primeras pruebas en casa, espectaculares
Con Bárbara mi mujer antes de ir para la salida, dorsal 13 que bueno!!!
La salida es a las 19:00 horas, nos vamos pegadicos de tiempo para el arco de salida cuando mi mujer decide volverse a por un gorro para la lluvia y me dice que vaya para adelante que ahora me pilla, pero quedaban apenas 5 minutos, y ya sabía yo que iba a estar la cosa muy justa para llegar, sobre todo cuando vas disfrazado de "El Orejón de Villena" y la careta de cartón piedra te da el mismo campo de visión que una tortuga dentro del caparazón, osea solo frontal. El caso es que llego a la salida y a las 18:58 se acababa de dar, el último salí, pero me daba igual, lo sentía por mi mujer que nos tuvo que pillar mas adelante y a la que ya no ví hasta la meta.

Se ha salido dos minutos antes y yo soy un reloj así que llegué justo a las 19:00
El principio y a pesar de que no iba a hacer tiempo imaginarlo, tropecientos mil personajes de ficción en la cola a ritmo cansino a los que no podía adelantar, abejas, enfermeros, papas noeles, racimos de uva, renos, y yo enmedio de todos y chocándome con todos..." huy perdón no te he visto" los orificiós de la careta medían lo mismo que el agujero de una oliva rellena, vaya tela!!!, poco a poco y las rampas mas fuertes fuí adelantando y encontrándome mas comodo. La gente me reconocía y me gritaban "...Vamossss Orejooooón!!!", y yo chillaba reclamándoles los aplausos y de paso y reclamando mi sitio en la Plaza Vieja donde antaño tenía mi torre donde tan aclamado era con el paso de las horas donde mi cabeza asomaba para saludar a los presentes, venidos algunos de lejos o desviando su paso por Villena para ver mis relucientes orejas y porque no mi divertida sonrisa. "...que tiempos aquellos"..

El aspecto del traje dió la talla...sobre todo de orejas!!!
Pero la carrera sigue, y o sigo adelantando personajes, y esquivando bolardos, bordillos y chiquillos para no darme un tortazo...y llegamos al Castillo de la Atalaya, imponente como siempre y ahora enloquecido por sus cuatro costados con corredores de toda clase y vestimenta que dándole la vuelta completaban la parte del recorrido mas bonita, allí en determinado paso te cruzabas con los que venían y esbozaban una sonrisa al ver al Orejón. Aquí ya había adelantado como 100 puestos haciendo gala de mis artes en carreras de montaña y por eso en las cuestas me pude defender mejor de varias cartas de Alicia en el pais de las Maravillas que pretendián darme caza por la callé la leña!!!,  en el monumento nuevo del Vial, estaba la Cruz Roja, les pedí a gritos que me echarán Réflex en las orejas para ver si podían servirme de alas como el Red Bull ese pero aquellos no solo no me hicieron caso sino que no paraban de reirse, ya ves!!!


Pero todo llega a su fín y tras varios adelantos mas por el barrio de El Rabal, al cual yo pertenezco divisé el arco de meta al que entré dando saltos de alegría y permitiéndome incluso adelantar a otro corredor ante el goze y disfrute del público presente, el cual bastante merito tenía de estar allí apostado a pesar de la noche de perros que hacia. Finalmente, encontré a mi mujer que había llegado antes que yo, y tras recoger la correspondiente empanada y botellín de agua me levanté la careta para respirar un poco y poder revelar mi identidad, a la que mucho reclamaban para saber quien había sido el osado de correr con la cara tapada casi 6 kms. a oscuras y con la calzada mojada!!!

Con mi amigo Manolo Herrero, exjugado del Sevilla C.F.




Revelando mi identidad, en el avituallamiento.
Saludos y mas saludos a amigos y conocidos, y al final y tras la espera a los premios al mejor disfraz por decisión salomónica nos dieron a todos los disfrazados que quedamos en la plaza (quer ereamos bien pocos porque nos quedábamos helados), una botella de vino que me tuve que beber entera al llegar a casa para entrar en calor. Lo mejor de todo las risas que nos hemos pegado y es que esta San Silvestre Villenera cada vez mas y mejor. Esperemos que el año que viene el tiempo sea mas benévolo con los asistentes.

Agradecer a Pepe Pastillo y a Pilar Alonso, que me cediesen el traje para poder disfrutar reclamando el puesto que se merece el Orejón en la Plaza Vieja, justo donde acababa la carrera.


1 comentarios:

ROCA dijo...

Lo que pos perdimos... En fín, otra vez será... Ya nos contarás si coseguís vuestra reivindicación para este personaje... Un abrazo.