Demo Site

lunes, 28 de febrero de 2011

I TROTADA CASTILLOS VINALOPO...LLUVIA Y FRIO.

Domingo 27 de febrero, me levanto con la idea de acompañar al grupo de la I Trotada Castillos del Vinalopó, que ha partido de Bañeres y pretende visitar el nacimiento del río en la Font de la Coveta, tras pasar por Bañeres, visitar Campo de Mirra en su Santuario, llegar a Biar y los mas valientes terminar en Villena. (un total de 35 kms.).

Yo por no forzar la fascitis y el talón decido hacer un trote suave el sábado por la tarde por Peña Rubia (10 kms), para el domingo y saliendo desde el cementerio de Villena encontrarme con los aventureros (casi 50), en el cerro mas alto de Campo de Mirra donde se encuentra la ermita y restós del castillo donde en 1244 se firmara el Tratado de Almizrra. Siguiendo la ruta de la subida a la Casica el Guardia, me desvío hacia la izda. para encaminarme a La Cañada y bordeando su Ermita y junto al cementerio seguir trotando hasta alzanzar la población de Camp de Mirra y subir hasta el Santuario.


Una pertinaz lluvía que empezó a ser realmente intensa a mi paso por Cañada, se va acrecentando conforme voy alcanzando mi objetivo, justo dando las doce del mediodía en la plaza del pueblo de Campo de Mirra me dirijo al punto de encuentro con los chic@s de la Trotada, el frío y el aire es tan intenso que observo perplejo como una fina agua-nieve percute sin cesar en mi chubasquero, pegándolo a mi cuerpo y consiguiendo hacerme tiritar. Alli llevo un buen tiempo aterido de frío, esperando y nada, cojo el móvil e intento comunicarme con el grupo, no lo consigo, hasta que al final y gracias a Charly, logra hablar con nuestro paisano Jorge Mañez que le indica que hay algo de caos en el pelotón y que el frío y la lluvia han diseminado al grupo y han optado por ir directamente hasta Biar sin pasar por aquí. Vaya tela, casí una hora después de mi llegada al punto de encuentro me recoje Charly con su coche y vamos en busca del grupo para ayudar a posibles lesionados o cansados.

Sebas, Javi Ruano y Mañez, villeneros en la Trotada.

Las no tan secas tierras del Vinalopó

Charly y un servidor buscando al pelotón.

Vitorunner, mcantona, mañez, Javi Ruano y Sebás (acorrer.es)

Tras el encuentro, dos chicas suben al coche, una de ellas tiene molestias en la rodilla, y también Toni (Vitorunner), decide sabiamente acompañarnos porque la tos constante que lleva y medioempapado solo era la antesala de un buen catarro. Después de varios avisos y de hacer de correo entre los grupitos de la trotada, nos dirijimos a Biar a dejar a las chicas que tienen allí su coche. Nuestra perplejidad es ya completa cuando vemos en la puerta del hotel Les Fanecaes, al dueño del hotel con un completo avituallamiento que lamentablemente nadie disfruto por los malentendidos del final de trayecto. Nosotros al menos bajamos del coche y le hicimos unas fotos al puesto y a la portada del hotel para agradecerle públicamente el interés demostrado y dejar constancia de su buen hacer.

Dejando constancia del magnífico avituallamiento "olvidado"

Hotel Finca Les Fanecaes, para volver mas tranquilos "Gracias".

Ya a la llegada al polideportivo de Villena, y juntos a los villeneros asistentes dimos buena cuenta de unas cervecicas y comentamos la batalla que empezó bien, pero que terminó caoticamente debido al tiempo y las circunstancias. Espero que no quite mérito a una de tantas iniciativas que Francisco Navarro, con la ayuda inestimable de Francisco Zaragoza que GPS en mano intentaban mostrar nuestra mas cercana historia medieval.

8 comentarios:

Máñez dijo...

Faltabas tu desde el principio pero bueno lo primero es recuperar bien.

Urbanita dijo...

Estos planes pioneros son así, auténticos y experimentales (hasta cierto límite, claro está). Vista la aventura con la perspectiva que dan algo más de 24 horas, tengo la sensación de que varios aspectos de la trotada debieron ser fijados con mayor énfasis, al margen de los siempre inevitables sucesos imprevistos o inevitables. Sobre todas las cosas, el horario. Existió desviación importante sobre el imaginado y comenzamos acumulando un retraso considerable. Lo que lastró el desarrollo posterior. En segundo lugar, la ruta a seguir. Ésta, en parte, debía seguir el cauce del Vinalopó. Sin embargo la lluvia hacía penoso ese itinerario. Con lo que debió ser abandonado el cauce para utilizar la Vía Verde. Y por supuesto, los dos puntos de reagrupamiento y avituallamiento de los que se disponía por cortesía del Ayto. de Campo de Mirra y del Hotel-Restaurante Castillo de Biar. A ambos todo mi agradecimiento y mis disculpas, puesto que ni uno ni otro fueron finalmente visitados por el grueso de los participantes.
En fin, una experiencia más, con aspectos muy positivos y otros muy mejorables. De todo se aprende y del día ayer sacaremos conclusiones. Por cierto, sólo nos queda el tramo Villena a Novelda.

Trapatroles dijo...

Hola Miguel

Una pena la lluvia final. Ya nos vemos en la próxima trotada

VITORRO dijo...

la lluvia la verdad deslució todo, desde el recorrido hasta los ánimos de la gente, pero la idea es magnifica, el próximo año la repetiremos como debe se pero estos fallos de ahora seguro que se limaran, lo mejor la compañía de todos los asistentes y de vosotros¡¡¡ y a esperar que la tos me deje de una vez

VOREM SI MUNTEM dijo...

Una lástima no haber podido asistir, aunque la siguiente etapa que empezará desde Villena no me la perderé.

A recuperarse que hay que meterle km. a esas piernas.

Villenero dijo...

Qué bien os lo montáis. Mantengo lo dicho, tras BArcelona a la montaña!!!!

Anónimo dijo...

Desde luego que no parece el mismo de las primeras fotos, con la lluvia a las últimas con ese sol tan reluciente.
Un beso
Barbi

ramonet dijo...

Mala suerte lo de la lluvia, aunque el ambiente seguro que fue bueno.. Lo importante es que vas recuperando ánimo con el talón