Demo Site

martes, 24 de mayo de 2011

IRENE, VA POR TÍ...

Bien sabe Dios que nunca hubiese querido escribir este post, la desgracia se ha cebado con una gran persona y deportista. Ireno Edo, fallecía el pasado sábado al golpearse el cuello en una caída mientras entrenaba por una de sus zonas preferidas, las inmediaciones del Desierto de Las Palmas en Benicasim (Castellón). La noticia de su muerte encogió mi estómago, nunca se digiere algo tan terrible.

Irene, fuerza, tesón y sonrisa en la montaña.

La vida es injusta una vez mas, Irene era una gran corredora, la conocía personalmente y aunque no teníamos mucho tiempo para charlar en las carreras, su carisma y su sonrisa eran siempre su tarjeta de presentación. Afable, siempre con palabras de ánimos para todos, y con un tesón y ganas de vivir envidiables. En los últimos años había competido por toda la geografía junto a su inseparable Miguel, eran la pareja perfecta, congeniados hasta el extremo de competir juntos, entrando siempre de la mano en meta, era la envidia de los corredores porque hacían del deporte una extensión de su alegría en la vida diaria. La recuerdo siempre con su cara enrojecida por el esfuerzo pero siempre con su sonrisa de oreja a oreja, aunque llevase decénas de kms. en sus piernas. ¡Como agradecí tus coca-colas en la primera edición del GR10!

GR10, con Irene y sus coca-colas famosas.

La familia corremontañera has sufrido una gran pérdida, una embajadora perfecta de este minoritario deporte, no exento de riesgo, desgraciadamente personalizado en una de sus mas ardientes defensoras. Un modelo a seguir para muchas chicas, y un sufrimiento intentar seguirla en las carreras, Irene siempre corría un poco mas, siempre ahí delante junto a Miguel. Gran seguidora de mi blog, con sus comentarios de ánimo por mi lesión y citándonos para estar en la gran salida del UTMB en Chamonix, el viernes todavía tuvo un hueco para desearme de nuevo una pronta recuperación, sería su última entrada en el blog.

Miguel con Irene, la pareja perfecta.

Vaya desde aquí Irene mi pequeño homenaje hacía tí, y tu simpatía y mostrar mi total apoyo y ánimo a tu inseparable Miguel, siempre a tu lado, dándote ánimos, un gel, una barrita, o palabras de aliento por cimas, ramblas y collados. Hoy mas que nunca le falta algo a la montaña, te echaremos mucho de menos Irene, tu sonrisa, tus crónicas, tus pálabras de ánimo, pero siempre correrás a nuestro lado, de eso estoy seguro. Pero Irene, no se ha ido del todo, nos deja como recuerdo un magnífico blog, donde iba dejando constancia de sus vivencias y anécdotas de nuestro mundo del Trail Running, Irene haya donde estés, estaremos a tu lado.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

No se me va de la cabeza. Una chica que yo no conocía, apenas de ver sus asíduas entradas en tu bog. Y precisamente, éste sábado, cuando entrenábamos el recorrido de "la Casica del Guardia" me hablaste de IRENE que corría siempre junto con Miguel, su marido. La buena pareja que hacían, los buenos tiempos que realizaban, la alegría que derrochaba.
UNA PENA Y UNA GRAN PÉRDIDA.
Descanse en Paz

Barbi.

Tinyo dijo...

Sin palabras, una vez más las lágrimas resbalan cara abajo y la rabia sigue instalada en lo más profundo. Qué injusto!
Gracias Miguel por expresar cosas que todos sentimos

runningwoman dijo...

Solamente la conicía por tú blog,pero desde aquí me gustaría mandar mi más sentido pésame a toda su familia,especialmente a su compañero de entrenos y de vida.Cuando entrenábamos ayer "la casica Irene Muñoz y yo(también Irene),recordábamos la triste noticia de su pérdida.Descanse en paz.

Anónimo dijo...

No conocía a Irene ni a la familia, pero no por eso ha dejado de encogerse mi corazón.
Desde las montañas de Huesca, con todo el cariño del mundo, todos mis ánimos a la familia.

Un abrazo muy fuerte!!

ana dijo...

Qué bonito Miguel, el homenaje... Yo tampoco la conocía personalmente, pero me ha impactado la cercanía... Estoy segura que el recuerdo de una sonrisa y la persona que te la regala no se borrará nunca.
Un besote.

J .Mari Torres Pastor dijo...

Hola !me llamo Mari,una triste noticia,me entere por mi marido,los dos somos corredores de montaña,aunque yo hace poco que empece y apenas tengo pocas carreras,Irene era casi de mi misma edad,y aunque no la conocía,siento lo sucedido,mi mas sentido pesame para toda su familia.DEP.

Monrasin dijo...

Muy bonito tu homenaje Miguel.
Yo no conocia a Irene, aunque alguna foto le había hecho. Sin ir más lejos este año en Iglesuela.
También se me encogio el corazón al enterarme de esta noticia que nunca se habria tenido que producir. ¡Que injusta es la vida en muchas ocasiones!
Un abrazo muy fuerte a los suyos y a toda la familia corremontañera.

Miguel dijo...

Muchas gracias por este precioso homenaje que le has dedicado a Irene.
Tanto para mí, como para toda la familia, leer vuestras muestras de apoyo y cariño hacia Irene ha resultado ser un bálsamo en estos duros días.

GRACIAS DE TODO CORAZON

miguelflor dijo...

Estos palos que da la vida, a menudo pensamos que siempre pasan lejos de nosotros, por eso cuando tocan a alguien tan cercano y a la vez compañero de de afición se hace quizás mas trágico si cabe.

Irene, demostró en todo momento estar entregada a un deporte que le encantaba, sabia competir, entrenar, sufrir y saborear cada zancada y esto lo llevará siempre consigo.

Somos nosotros los que nos quedamos, los que tenemos que brindarle nuestro afecto y devolverle, al menos con gestos y palabras su alegría y sonrisa.

Miguel, no imagino lo que estarás pasando, mas cuando se os veía tan sumament unidos. Se fuerte, y que sepas que todos somo un poco tu familia y nunca, nunca estarás solo. Irene es irremplazables pero todos te ánimamos a seguir con las carrera de montaña, tiempo al tiempo y vuelve a correr, seguro que Irene lo querría así. Un abrazo compañero y mucho ánimos a tí y a Laura y como no a toda la familial.

COLLA KIN KOLOKÓ dijo...

Maestro Flor, ver a Miguel e Irene correr juntos era increible, a mi me costaba seguir su ritmo, pero en la pasada edición de la Marxa a Cabanes lo conseguí durante bastante tiempo, y ver a los dos es digno de elogio, Miguel siempre estaba volcado en Irene, le hacía los avituallamientos para que ella no parara, la iba animando constantemente (a mi también me animaba), la situaba en carrera y la controlaba para ver si podía hacer podium, ... era increible, una pareja perfecta. No puedo decir más.

depiedraenpiedra dijo...

Y no sólo en carrera lo eran, chicos. Pasan meses y la seguimos echando de menos.
Un beso