Demo Site

miércoles, 20 de junio de 2012

IX TRAVESERA PICOS DE EUROPA...antibióticos-antifinisher!!!

Había llegado el dia D y la hora H, el reto de la temporada y por lo que había dedicado el do de pecho de mis entrenos estaba a la vuelta de la esquina, y para colmo y como no una vez mas el mal fario tocaba a mi puerta el domingo anterior y me brinda un soberano flemón al que tengo que hacer frente con Amoxicilina, justo en este momento, me desconcentré de la carrera y empecé a darle vueltas al coco y a pensar en que forma afectaria a mi rendimiento en la Travesera, una travesía de alta montaña a la que no te puedes enfrentar si no estás al menos al 110%...y así me fué, pasen y vean....

Jueves, 12 de la mañana, salimos para Arenas de Cabrales, Rai (el argentino), Manolo (el yeclano) y Fran (el alicantino), mas tarde se unirían a nosotros allí en destino, Melgarejo, Yolanda y su marido, y el bestiajo de Sebastián Sánchez, que obviamente era el mejor preparado e iba a por todas. Tras 850 kms. llegamos al hotel con tel tiempo justo, justo, de dejar las maletas y buscar el bar mas próximo para ver España-Irlanda, saboreando un suculento entrecot al cabrales y los cuatro goles que endosó la selección.

 Peazo entrecot al cabrales, cerveza y fútbol, menuda  precarrera hacemos, je, je.

 Ya para el café se acercó Gilberto, amigo de fatigas y residente ahora en Cabrales, donde nos comentó que estaba entrenando de 5 a 6 horas diarías, buff, quien pudiera. Allí nos deleito contándonos su gesta del año pasado en la que tras ser finisher del UTMB, descanso 4 días para curar ampollas y se casco luego toda la vuelta a los Alpes, 3.300 kms. en 48 etapas, arrastrando una mochila y un carrito como los de la compra con ruedas para transportar todo lo que le hizo falta. Prejubilado de la minería y con algún kilo de mas, me comentó que empezó a correr al leer mi blog y eso me enorgullece, ahora el discípulo saca la pata al maestro y con creces. Todo un crack. Seguidamente nos enseño su casa y nos fuimos al hotel a dormir llevábamos una buena paliza y ya tocaba descansar.

Nota de prensa de la gesta titánica de Gilberto Iglesias.

Al día siguiente, ya con la expedición al completo, fuimos a dar una vuelta de reconocimiento hasta la calzada romana del Caoru, por donde al día siguiente debíamos de bajar ya los ultimos kms. hasta la ansiada meta. Pudimos comprobar la belleza y el verde durante todo el recorrido pero también lo resbaladiza que estaba y lo peligrosa que se pondría si lloviese como así fué. Cuando nos quisimos dar cuenta nos habíamos cascado 300 mts+ de subida y decidimos guardar fuerzas para la noche que era la salida. Fuimos a un restaurante, y dimos buena cuenta de pasta, arroz, cerveza y algún postre casero típico de la zona. Luego cada uno a su habitación a por una buena siesta y a preparar la mochila para la noche. Todavía nos reunimos y casi sin ganas tomamos unos trozos de pizza y otras cuantas cervezas con el fin no llevar el estómago vacío a la salida. Ya en Covadonga donde aproximadamente llegamos a las 22:30 de la noche con tiempo mas que de sobra de llamar a la familia y descansar en la zona 4 del camping del "Repelao", lugar de salida de la carrera.

Viernes por la mañana, reencuentro del grupo y paseo.

Llegó, la hora, sorprendentemente no nos pasan control de mochila pero avisan que durante la carrera si que te pueden pedir que enseñes cualquier cosa de las obligadas. Mejor, somos muchos casi 400 y hubiese sido un auténtico suplicio hacer cola a esas horas. Aprovechamos los ultimos momento de risas nerviosas para charrar, hacernos foticos graciosas y saludar a Salvador Calvo que como siempre nos recibe con sonrisas y sabias explicaciones y nuevos proyectos que prefiero ahora no comentar para no asustar al personal. Son las 23:58, desenvaino mi dosis de Amoxicilina (3 sobres al día cada 8 horas), estoy ya mas que harto desde el lunes con los dichosos sobres, y la sensación al tomarlo baja el arco inflable de la salida es que me estoy metiendo veneno en vez de un gel. Pum las 00:00, salimos a un ritmo medio, la gente empuja, luego supe porque, al poco de un km, la carretera nos desvia a una senda empinada a nuestra izquierda y toca ya echar palos al barro y a la faena. Empieza ya la genta a adelantar de malos modos y comiendo curva en la trazada, esto no me gusta, sigue faltando educación en la competición, pero bueno, no me iba a quedar el primero, subimos el primero de los dos kms. verticales, hay que tener paciencia, incar dientes y pisar barro y piedras y esquivar las ramas de rosal silvestre que están empeñadas en arrancarme el frontal y el buff de la cabeza. Llevo delante a Melgarejo y detrás a Yolanda (Campeona veterana de la C.Valenciana), una fiera, hace una calor y una humedad de espanto, estamos solo a 155 mts+ sobre el nivel del mar y se nota.

"Nenas, cuidaros y no olvidar regar los tomates, un beso"
Uno para todos y todos para uno los mosqueteros de la Travesera 2012

 Con el gran veterano Salva Calvo, siempre tan simpático.

Ya antes de salir no las tenía todas conmigo.

 De izda a dcha y de arriba a abajo: Canete, Melga, Fran, Sebas, yo
Yolanda, Manolo, Raimundo.



Poco a poco vamos cogiendo ritmo, y vamos espaciándonos y esto hace que el aire y la sangre fluya mejor por nuestro cuerpo, ahaaa!!! que bien, menos mal, ya voy empapado de sudor, ahora toca alcanzar el falso llano de los Lagos de Covadonga, pero no llegan los jodios, senda técnica aunque corrible en algunos tramos, de momento voy bien, el talón ya me duele un poco pero yo ni caso. Cuando me doy cuanta ya llegamos al Lagos, la serpiente de luces es espectacular aunque prefieres no verla porque denuncia lo que te queda y en que posición vas y a veces desanima un poco pensar...¿hasta allí tengo que llegarrrrrrr?, madre mía!!! . Pero nada para eso hemos venido, y esquivando vacas, cacas de vacas, hoyos de marmotas o conejeras, charcos, pedrolos, trialeras vamos descendiendo pocos metros donde una aire impresionante de cara se empeña en secarme las lentillas, la madre que lo pario, voy cerrando los ojos para humedecerlos y continuar, salimos a un tramo de unos dos kms. de pista (lo unico corrible de toda la carrera), en la que aprieto y adelanto a muchos corredores, no quiero pasarme que se que luego me hará falta pero tengo que llegar a Caín (Km29), antes de las 7:30 de la mañana.

Los frontales siempre apoyando el espectáculo.
Manolo y Raimundo en uno de los tramos de Lagos de Covadonga.

Es todo de noche, y no se puede ver la maravilla que estamos atravesando pero en lo que me alcanza el frontal es precioso y el momento casi te hace prometer con el subconsciente que volverás mas tranquilo para disfrutarlo a plena luz del día. Empieza de nuevo la subida fuerte, voy solo, las tres, las cuatro de la mañana, tengo angustia, y ahora si pienso que ha llegado la amoxicilina para joderme la travesera, me noto las piernas fuertes, pero el fuelle no funciona,  ya mas de dos horas, y otra hora mas que seguiré subiendo, zig-zag empinado mucho pedrusco pero se puede llevar, casi llego a Jou Santu y aquí ya oigo por detrás mía la voz de Melgarejo y Yolanda, me alcanzan y decidimos continuar juntos, pero ahy mare ahora empieza la "fiesta", tenemos que ir atravesando nieve y mas nieve, de momento son neveros de cruce mas o menos sencillo, el aire arrecia y a esa altura ya hace mas que fresco, voy de manga corta con manguitos pero decido parar a ponerme el cortavientos o pronto pasaré a engrosar la lista de constipados postcarrera.

Una buena muestra de los neveros de la zona de Jou Santu.

 Del collao de Jou Santu hasta el ultimo pico antes de la extrema bajada a Caín, todavía hay un tramo de bajadas congeladas y repletas de nieve, a mi parecer muy peligrosas y que tenemos que bajar como podemos con serio peligro de caer al fondo del nevero, la nieve está blanda pero resbaladiza y con zapas de montaña pues como que no agarra demasiado, así que durante varios neveros vamos bajando con el culo, plantados de lado, a una pierna, y sobre todo en un meollo de risas que nos hicieron mas ameno el descenso y en parte ayudaron a enmascarar los efectos del antibiótico. En este momento nos alcanza Fran, que bien ya estamos los cuatro y seguimos, apenas otro nevero mas y ya está, alcanzamos la cima, buff, casi seis horas llegar hasta aquí.

Uhffff!!!, pelicos de punta, ver amanecer en Picos de Europa pisando nieve no tiene precio.

Aunque el espectáculo de ver amanecer no tiene precio ni parangón, un mar de nubes naranjas estancadas mucho mas abajo y nosotros como bobos por unos momentos saboreamos el momento y nos olvidamos de la carrera, fué espectacular. Lamentablemente tenemos faena y ahora nos toca bajar un kilometro vertical en toda regla. No os podeis imaginar cuando miramos al fondo del valle y vimos unas lucecitas allaaaaaa!!! bajo, erá Caín, era las 5:50 de la madrugada y el voluntario que encontramos allí nos dijo que teníamos al menos 1 hora y media de bajada, ¿queeeee?, pues hay que apretar y justo en este tramo la organización prohibe expresamente correr, y no me extaña, es muy, muy peligrosa, la senda está llena de piedras de todas clases y además manchadas de barro arcilloso superinestable, las rodillas ya duelen y mi cansancio me hace caer mas veces que en todos los años que llevo corriendo, sin consecuencias pero con el culo y los codos algo chamuscados.

Por mas que desciendes nunca acaba, para colmo hay zonas de caida libre con mucho patio por las que la senda pasa demasiado pegada, no quiero ni pensar que será pasar esto de noche. El caso es que seguimos avanzando, cuando no se cae uno se cae el otro, yo voy como despistado, seguramente los antibióticos también me han quitado chispa en los reflejos y no puedo seguir al grupo, queda poco y les digo que tiren para adelante, los voy viendo y es ya de día, apago el frontal y voy sorteando como puedo aquella infernal bajada, para colmo el talón de tanto frenar, duele un huevo, justo aquí me doy cuenta de que lo mejor será dejarlo en Caín, aunque voy a entrar dentro del control, pero con todo lo que queda por delante, lo ajustado que vamos de los controles y como llevo el cuerpo una retirada es una victoria.

Esta vista de Caín al fondo, es cuando llevas media hora ya de bajada.

Casi llegando al fondo del valle esta "cola de caballo" nos deleita.


Y así lo hice, llegué a Caín, a las 7:18 y allí me quedaba, Melga, Yolanda y Fran, estaban terminando de avituallar, lo comprendieron enseguida y siguieron su agonía, también ellos iban pillados de tiempo y deciden salir pitaos, les esperaba otra temible subida de al menos tres horas, o lo que es lo mismo dos kms. verticales seguidos hasta alcanzar la cima de Horcada Caín. Yo supe que si seguía era hombre muerto, pues si te retiras mas adelante, luego debes de bajar por tus propios medios hasta las zonas de recogida de corredores y algunas, están bien lejos, como por ejemplo le ocurrio a Fran mas adelante que en el refugio de Urrielle bajo el Naranjo de Bulnes, tuvo que dejarlo y le costó bajar 5 horas hasta el autobús de la organización. Mas adelante también tuvieron que dejarlo Melga y Yolanda tras no llegar a tiempo a Vega de Sotres, y es que esto es muy duro oiga, porque  hasta ahora los 5 que habíamos abandonado estábamos curtidos en mil batallas. Ahora solo quedaban en carrera Manolo, Raimundo y Sebastián.

 Avituallamiento y control de Cáin, Yolanda a la izda de la imagen.

Con mas pena que gloria me quedé en Caín como digo, aunque realmente contento de pensar que había hecho lo mejor, pero de nuevo con el orgullo tocado pues era mi segundo fracaso en una cita importante tras mi retirada en el km.110 del UTMB. Cuando entregas el dorsal a la organización te siente como un poco "intruso" en la carrera y ya empiezas a preguntarte que narices hago yo aquí. En fín, gracias a que la ruta del Cares ahora esta cortada no me tuve que zampar 11 kms. de sendero, eso si precioso, hasta volver a Arenas de Cabrales, y en esta ocasión si que un autobús nos devolvió a la meta. Pero menudo viaje, dos horas y media de curvas que terminaron de minar mi paciencia. Estaba deseando llegar al hotel y acostarme. Me daba tiempo de ver llegar a los primeros, pero toda la noche en vela y el cabreo a lo único que ayudan es a meterte en la cama y olvidar.

Apenas dormí un par de horas, me levante y me fuí para meta a ver llegar corredores y a volver a darle al coco, ¿y porque a mi?, ¿y porqué el flemón?, ¡¡¡me cago en los antibióiticos!!!, cago en diez, soy un pupas, y todo eso que os imaginais, culebras, chinos, espirales, rayos, etc, etc. Eran las tres de la tarde cuando me tome un par de pinchos buenísimos con una cerveza,  y me volví a ir a la habitación a ver una peli e intentar seguir descansando, y muy pendiente de la hora de poder ir a ver llegar a mis compañeros; por desgracia primero llegaron los retirados...Fran, luego llegaron Yolanda y su marido "Canete" con Melgarejo, buff, vaya escabechina. Pude ver en la clasificación que Sebastián, había logrado el podium con un fantástico 3º puesto, y llego Manolo con 19:30 y el argentino Raimundo con 21:15 mas contentos todos que unas Pascuas y es que ser finisher en la Travesera es un punto mas, y no es broma. Dicho por todos, efectivamente la carrera mas dura del mundo. Al final de los casi 400 participantes solo 218 llegaron a meta, y dando gracias que salió nublado sino la cifrá de finisher hubiese bajado considerablemente.

Aquí, esperando a los que faltaban por llegar en la línea de meta.

Conclusión: soy un pupas Calimero. Estoy tocadico, habrá que volver a rearmar la maquinaria y eso duele, necesito ya alguna alegría y que no todo parece que me pase a mí (ya se que a todos nos pasan cosas), pero es mi blog y tengo derecho a quejarme oiga. Que todavía hay que entrenar mas, que el viaje con los amigos y el buen rollo es de lo mejor de la carrera y que tendremos que volver a intentarlo. Ahora toca rellener el bidón y...sacarse la muela. Había pensando en dejarlo una temporado, pero después de pensarlo mejor, con estos palos hay que saber encajarlos y tan díficil es el sobrellevarlos como levantarte y volver a enfrentarte de nuevo a ellos, y es que no se hacer otra cosa, la montaña me llama y a cabezón no me gana nadie, así que anoche decidí no desechar mi invitación a la Spirit Trail. Gracias a todos los mensajes de apoyo via facebook porque han tenido gran parte de culpa en levantarme del suelo y darme otro nuevo empujón hacia otra nueva aventura, que no es moco de pavo 170 kms, en tres etapas con 10.200 mts+, y es que me meto en unos fregaos!!!...ya os cuento.

13 comentarios:

ALBERTO dijo...

Miguel, como bien dices una retirada atiemmpo es una victoria.
Si en esta no ha sido posible, ya habrá otras en que si puedas.
Nosotros nos preparamos todo lo qeu podemos, pero las circunstancias muchas veces, nos impiden llevar a buen término lo programado.
Un saludo y ánimo con el siguiente reto.

VOREM SI MUNTEM dijo...

Miguel sé que es fácil decir que ya llegarán mejores momentos, pero no es un cumplido. Sé que te tienes que sentir fatal, pero es en estos momentos cuando tienes que ser más fuerte. Así que vamossssssss.

Un abrazo y ánimo.

Antonio Arias Conejo dijo...

Ánimo Miguel que esta era dura pero ya has pasado por otras bien difíciles. Seguro que la mala racha tiene su fin.

VITORRO dijo...

Prueba dura, bonita, había que estar ahí, y tu lo has hecho, como bien dice Trueno a nadie le gusta volver a tras, pero de ahí se sale con mas ganas y ambición y seguro ahora con la Spirit lo realizaras ¡¡
Enhorabuena Miguel ¡¡¡

pepe garcia dijo...

Miguel, una Gran Crónica llena de sensaciones,asi que para "fracasar" hay que ESTAR AHÍ viviendolo, a la próxima amigo mío, que lo importante es le CAMINO.Un abrazo compañero.

ROCA dijo...

Me gusta esa actitud. Gracias MIGUEL por todo lo que trasmites. Tengo ganas de volver a compartir otra sesión corremontañera. Ánimo y a seguir acumulando experiencias de la vida. Un abrazo.

Luciano dijo...

Miguel, dudo mucho que la amoxicilina haya tenido algo que ver, más allá del efecto psicosomático provocado por creer que te iba a hacer mal. Si miras el prospecto, verás que entre los efectos secundarios o reacciones adversas no figuran ni fatiga, ni mareos. En todo caso, nauseas o diarrea, pero no parece que haya sido tu caso, según cuentas.
Te lo digo por si te llega a ocurrir otra vez que tengas que correr mientras estás tomando antibiótico, para que no des la batalla por perdida de antemano.

miguelflor dijo...

Alberto gracias, si una retirada que fastidida pero que no tienes mas remedio que afrontar.

Vicente, gracias por la visita, la verdad que vine muy desanimando pero ya se me ha pasado.

Antonio, menos mal que tengo algo de curriculum, porque mis ultimas actuaciones han sido flojillas y llenas de malos farios.

Vitorro, Dios te oiga, y pueda al menos hacer un buen papel en la Spirit Trail, aunque no deja de ser otra burrada.

Pepe, muchas gracias amigo, tu bien sabes lo que cuesta sufrir para llegar a finisher y lo mucho que cuesta retirarse de una carrera y mas cuando la llevas preparando mucho tiempo, en fin, todo pasa.

ROCA,me gusta transmitir tal cual, es cierto, de alguna manera os hago partícipes de mis sufrimientos y alegrias, aunque ultimamente en distancia larga me persiguen las meigas.

Luciano, yo no doy ninguna batalla perdida de antemano, sino no hubiese hecho 1700 kms. de coche para retirarme a los 29 kms. El efecto psicosomático como dices es díficil de controlar, no se se influyo o no, pero cuando a las tres horas de carrera, tienes, angustia, escalorfrios y falta de reflejos no es por casualidad.

Luciano dijo...

No, con lo de "perdida de antemano" no me refería a ésta, si no a un hipotético caso futuro en el que estés otra vez tomando antibióticos y, recordando lo que te pasó aquí, decidas no participar.

Michel dijo...

Enhorabuena Miguel. Por estar allí, por disfrutarlo hasta que el cuerpo dijo basta, y por contárnoslo.... Pero es que nos metemos en cada berenjenal, que con nada que falle es normal que haya que tocar retirada.
Con lo que me cuentas, me tendré que replantear mi travesía en solitario por allí este mes de Julio, sin tiempos, con paciencia, intentando disfrutar de cada momento... ¿crees que será posible?

miguelflor dijo...

Michel, gracias por tus palabras y la visita. Lo de hacer en Julio tu solo la Travesera, casi mejor que no, bueno al menos las zonas complicadas porque hay pasos con trepes y destrepes que desconozco si estarán equipados fuera de carrera y son comprometidos. Aunuqe mucha otra zona de la carrera si puedes hacerla como la parte de la calzada romana, o la ruta del cares desde Arenas de Cabrales hasta Caín y si te apetece llegar a subir hasta Horcada de Caín. Todo es una burrada. Ya nos cuentas que tal te ha ido si decides irte para alla. Eso si, bestial, bonito, como para no perdérselo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yo se que puedes y que eres capaz de conseguir lo que quieres. Siempre lo consigues, aunque tengas que volver a intentarlo, porque eres muy constante.
Un beso
Barbi.

AtalantasWeb dijo...

Uff, se me había pasado leer este pedazo de crónica. Siento mucho que te sintieras descontento contigo mismo. Tú no eres un pupas, ni mucho menos. Eres todo un señor. Como creo que por estas fechas ya te sientes mejor, corro a leer la más actual de tus crónicas.