Demo Site

viernes, 14 de junio de 2013

QUIXOTE LEGEND STAGES...2ª ETAPA, REGULAR!!!

Tras pasar la noche con mucho frío dentro de la tienda de campaña, y otros varios cientos de vueltas mas dentro del saco, los primero rayos de sol despiertan mis sentidos que no mis ganas de empezar a correr después de la palicilla de ayer. Cuando salgo de la tienda, medio empapada por dentro debido al contraste de temperatura, los primeros pasos hacia el desayuno son mas esperanzadores de lo que pensaba. Menos mal me digo, hoy es la etapa reina, nada mas y nada menos que 64,5 kms. con 3.015 mts+, todo un reto pensando en lo que llevabamos puesto de ayer y en lo que debíamos de guardar para mañana.


Lo primero es almorzar, y ya el en el cattering el pan tostadito, la mermelada y el café con leche nos está esperando, también hay galletas, varios tipos de cereales y fruta variada así como zumos. A estás horas, las 6:30 de la mañana apenas me apetece nada pero al menos intento tomar fuerzas para comenzar con garantías. Al ritmo de Daft-Punk-Get-Lucky-feat_Pharrell-Williams que no os podeis ni imaginar la mágia del momento, vistiéndonos todos a ritmo, vendas, cremas, estas pantorrilleras, estos calcetines, y como no la crema solar que hoy promete ser un día "divertido". En poco mas ya estábamos en línea de salida. Yo estaba asombrosamente bien y ya con ganas de empezar a restar kms a las suma de 166, la salida es puntual, hay varias bajas, al menos 5 corredores no saldrán por distintios motivos, pero podrán si así lo desean o pueden continuar en la 3ª etapa, uno de los puntos a valorar como positivos en esta Quixote Legend.

Mañana fresquita, todos preparados para el desayuno.

Vamos atravesando las callejuelas de Villaverde de Guadalimar con dirección a Yeste esta vez, un perro con el rabo entre las piernas se aparta del pelotón de poco mas de 60 valientes, y se nos queda mirando como a bichos raros y es que lo somos, coloridos, si, atletas, si, pero raros, y pasar no pasa nada pero que sepais que ser somos, je, je, que bueno José Mota. Poco a poco va picando la pista forestal hacia arriba, pero ojo que también se puede correr, algún falso llano nos hace tener resuello pero son caminos anchos y llenos de verdor por las últimas lluvias, en estos momentos me alcanza Jessica Mataix y contínuamos juntos varios kms. Ya hace calor a las 8:30 de la mañana, bebo cada cierto tiempo para prevenir las deshidratación, ya me han pasado muchos corredores y volvemos a estar en la cola los mismos de simpre, osea los mortales. Tras unos primeros kms. un cruce de caminos ya nos deriva y ahora si por un bosque precioso con helechos al mas puro estilo neo zelandés, quien diría que esto es la Sierra de Albacete, todo absolutamente verde y agua por doquier, que gozada estar aquí, un viernes!!!. 

Todos salimos corriendo, a pesar del cansancio acumulado.

Holaaaa!!!, buenos días, os venis a correr un ratico!!!

 Ahora cruzamos un puente, ahora una fuente fresca nos recibe y entre mitad de subida, oigo rugir cientos de cabras de un rebaño, el perro pastor nos ladra al mismo tiempo que huye, y ya van dos que nos ven como bichos raros, al llegar al pelotón rebañil me paro, pero decido atravesarlo porque no cesan de pasar, unos cabritos se nos quedan mirando y aligero el paso no les de por toparme y me joda la etapa a las primeras de cambios. Ahora enfilamos prado arriba, una subida mantenida pero al mas puro estilo Pirineos, vamos subiendo hasta una colina con una preciosa senda que nos llevará a una de las mayores reservas de roble de España, aquí automáticamente cambia el panorama y vamos llaneando entre robles, por sendas de ensueño y en las que si no corres es para matarte porque son de auténtico lujo, pero todo se acaba y empieza una bajada con bastante piedra, técnica aunque bonita que nos llevará a un cruce de pistas forestales por las que continuaremos en descenso, una vez mas dejo ir a Jessi, esta fresca y yo no quiero forzar demasiado, tenemos casi 12 horas para esta etapa y prefiero acabarla fresco.
Unos de los mejores kms. de la etapa los comparti con Jessi.

Cruzando uno de los muchos puentes y riachuelos a nuestro paso.

Si no te apetece correr por aquí no eres un runner como Dios manda!!!


Mi fotico cruzando el puente de troncos en la prensa del sábado!!!

Bajada por senda espectacular, muy parecida a la bajada de ayer a Villaverde, voy hincando los bastones para no machacar la rodilla, me noto fuerte y vamos camino del primer avituallamiento que es el km.24, vamos buscando el lecho del río, entre pinos centenarios, mucha piedra suelta, piñas del tamaño de un melón y mucha piedras suelta. Justo en este momento me alcanzan Juan Nieto y Paco Nadal, que llevan también buen marcha este año, contínuamos juntos pero una maldita piña de aquellas hace que Juan se doble gravemente el tobillo, en esto tambien Sylvia, la tercera chica nos da caza, todos nos conocemos y vamos animando y acompañando a Juan hasta el avituallamiento a ver si tiene suerte y puede continuar pero el pie lo tiene con un buen "huevo". Sylvia y yo seguimos y dejamos a Juan con su compañero inseparable Paco. Tras una buena rampa de hormigón rayado llegamos al puebleito justo donde empezaba la subida dura del día, si ni mas ni menos que un KV, y yo con estos pelos.

Otra perfecta compañera de viaje, Sylvia Liante, tan dura como simpatica!!!

 Pues nada, se trataba de comer bien, pan, jamón, frutos secos, isotónica y como no una buena rebanada de pan con crema de chocolate para afrontar la dura subida al Pico Mentiras, Sylvia y yo salimos juntos, en animada charla. Sylvia es una excelente compañera de viaje, y además de tener una voz perfecta siempre ve el lado positivo de las cosas, un zig-zag y otro y otro y llegamos a una planicie previa a la subida final, a Sylvia le queman las ampollas, lleva el buff como los bandoleros del oeste a pesar del calor, porque también es alérgica al polen y ahí la tienes, y no veas como sube, está muy fuerte y además es valiente y cabezona. Le digo que pare a pincharse la ampoya pero no quiere, y decide seguir hasta que vemos a los de las Cruz Roja, allí se queda y me dice que siga, que ahora me pilla, y ya lo creo que lo hizo, aunque todavía quedaba un buen trecho de subida hasta el Pico Mentiras con un aire considerable de costado que queria arrancarme el dorsal del pecho. A todo esto iba mirando hacía abajo y ya veía subir a Sylvia y también a Paco que lamentablemente había tenido que dejar a Juan Nieto con las asistencias, tuvo que ser llevado al hospital y ser escayolado!!!

Que bajadas!!!

No me canso!!!, buenos díasss!!!

Hago cumbre, y empieza un cresteo bonito rematado al final por un paso entre rocas al mas puro estilo Ciudad encantada, de Cuenca, y es que entre bloques de caliza se había formado un paso por donde seguía la senda para comenzar ya una bajada larga, sobre senda ya prefabricada por el paso de los rebaños y las vacas sueltas, aunque deriva en un paso bonito pero con piedras afiladas donde hay que agachar el pompis en algunos tramos y arrastrar para conservar el equilibrio. Precioso da gusto estar bajando por allí, poco a poco ya vemos la pista forestal que nos espera al fondo y no sin algún que otro traspiés abandonamos aquella larga bajada. Yo voy muy bien, algo cansado pero justo lo normal y es que los Red Tonic, me devuelven a la vida a cada trago. Aún así les digo a Sylvia y Paco, que sigan que yo me quedo, me estoy empezando a notar cosas raras en la rodilla derecha y todavía vamos por el km.42, me quedan tres mas de bajada por pista y asfalto para alcanzar y ya con un calor y sol considerables el avituallamiento del km.45, al que llego ya con retorcijones en la barriga pensando en el jamón. Justo aquí hay una fuente donde meto la gorra y me la pongo en la cabeza, llevo ya 8 horas de carrera y son las 4 de la tarde, calor, calor de Albacete, y me veo a uno del avituallamiento con una cerveza, le invito a guardarla o a regalármela, obviamente no me hace ni caso y se la bebe con disimulo y educación mas apartado de mi, y es que eso no se hace oiga, que de buena gana hubiese engullido una San Miguel bien fresquita.


El famoso Pico Mentiras, y que yo os digo que de verdad lo subí.

No quiero demorar mas mi partida, ahora queda una media maratón de montaña en toda regla. No quiero ni pensarlo y salgo escopetao, me acompaña James, un inglés que da clases en Albacete de su idioma materno, ya va también fundido y al salir del pueblo y hablando nos despistamos y no vemos las marcas, el va algo delante mía y le pego un grito en español, ehhhhhhh!!!, que nos hemos equivocado y tras preguntar a un guarda rural que pasaba en un Patrol justo por allí, nos dice que retrocedamos de nuevo al pueblo y to p'abajo. Cierto, allí estaban las marcas, y no las vimos, el caso es que le habíamos regalado a la ultra unos cientos de metros mas, puff, que mas dá pensé yo. James se adelanta, luego lo pillo, charramos y se vuelve a ir, tiene molestias, le doy un paracetamol y sigue, vamos subiendo ladera arriba, con unas vistas espectaculares, donde ahora me paro a ponerme la gorra, como a ver el paisaje que vale la pena, como a pedirle a la cruz roja que me heche Réflex en la rodilla, curiosamente ahora la izquierda. Esta zona se me hizo complicada, había tramos algo empinados que derivaban en otros mas asequibles, veía a James en todo momento apenas 20 metros delante mía, pero va jodido y también las ampollas lo están matando. 

Espectacular la llegad a Yeste!!!

Por fin llegamos al final de la subida, es una pista forestal donde ya se divisa Yeste, pero se intuye perfectamente que de cerca, nada de nada, todavía quedaba darle a las piernas un buen rato. Ahora vamos juntos James y yo, me pide agua, yo como he ido bebiéndome todo el monte por cualquier charco, arroyo o chorro que encontrara, llevo por suerte casi mi segundo bidón lleno, le pega un trago que lo deja temblando, y se lo quito casi de las manos porque a esa marcha me deja sin agua. En esto me dice que me vaya que le duelen las ampollas y decide bajar el ritmo. Yo que ya estoy harto de etapa y viendo los espectacular de la tarde, pista forestal hasta meta y bajando me dejo llevar y corro sin parar al menos 6 o 7 kms, que fué lo peor que hice, porque fueron suficientes para dejarme la rodilla derecha ya temblando y yo lo sabía., bueno pues todavía quedaban un par de kms. hasta la meta y en subida viendo una espectacular Yeste iluminada por ese sol del atardecer, me cruzo a Jorgé y Andrés, mis paisanos, ya han llegado también hace horas -que envídia- y en un último sprint y queriendo bajar de 12 horas cruzo la meta en 11:58 agotadoras horas. Y allí estaba Rober, mi paisano que acababa de llegar a Yeste para correr al día siguiente la Challenge para él y la tercera etapa para nosotros, para hacerme la foto de la hazaña, porque en verdad lo fué.

Ya he llegadoooo!!!, por fín, madre mía que largo está esto!!!
Estoy muerto, cansado, muy cansado pero terriblemente emocianado de verme finisher una vez mas y ya con con 115 kms. acumulados en la chepa. Juan Nieto, escayolado y todo allí estaba con Juan que ya había llegado dándome la enhorabuena, y yo lo primero que quiero es entrar al cattering y pillar un buen bote de cerveza fría y unos rollos de jamón serrano para demostrarme que la civilización existe y que tras pelearme con la montaña una vez mas he conseguido llegar a ella.

Uno de los mejores momentos de la Ultra compartir con los demas runners, mantel!!!

Ducha, cena, risas, comentarios de la jornada, darán paso a otra noche en la tienda de campaña, en esta ocasión montada en el pabellón cubierto de Yeste, bien!!!, por lo menos no tendré frío al dormir a cubierto. Antes de dormir hay expectación, porque muchos corredores que al día siguiente tomarán la salida en la Challenge, vienen a recoger el dorsal, hacen fotos y vienen a saludarnos y a darnos ánimos. Entre ellos mi buen amigo Melgarejo y Fini su pareja para la carrera, y..¿porque no? nos tomamos otra cerveza, y unas risas antes de meterme en la tienda a descansar. Tocaba ahora hacerle algo de mimos al cuerpo, estirar (dentro de la tienda, je, je, imaginar), echar Voltaren crema en las rodillas y en la fascia plantar y poco mas...ZZZZ, la esterilla que me he llevado a la carrera es un fracaso pero estoy tan agotado que me sobra por hoy para planchar la oreja. Solo sé que llevo dos de dos y lo que pase mañana ya sera otra historia...


2 comentarios:

JUAN-NANI dijo...

Otra gran crónica Maestro.
15 días después, aún he recordado como fue el transcurso de esa mini etapa en la que participe.
Gracias por estar ahí.
Comparto que conseguiste tu 2 logro, pero no lo de tu último chasco CAMPEÓN.
Un fuerte abrazo

Jessica Mataix dijo...

Sí que es verdad que compartimos momentos y recorridos preciosos; lástima que en la bajada me pique el culo y tenga que arrancar tan deprisa ;)