Demo Site

jueves, 31 de enero de 2013

I TRAIL SIMAT DE LA VALLDIGNA...corre, corre!!!

Olvidado ya el pinchazo en el GR10-Xtrem y como describía en mi ultimo post. Ahora se trataba de pasar página, y que mejor manera que acudir a la primera carrera x montaña de la liga de la Comunidad Valenciana, así que junto a Sebas (finisher del GR10), y Charly, nos metimos al coche y nos dirigimos a Simat de la Valldigna, en una mañana bastante agradable. Hasta que llegamos y aparcamos todo bien, luego todo se truncó. Me pongo en la cola de los máquinas, a las 8:20, mi dorsal 53 me hacía codearme, con todos los meteoros de la montaña, en concreto con todos los speedigonzales de Club Crevillent, y aquella cola no avanzaba nada, y pasan los minutos y nada, yo cada vez mas nervioso, hasta que a las 8:50 me dan el dorsal. Me voy pitando para el coche, me visto pitando y nos vamos corriendo al corralito de salida; Diosss, somos casi los últimos, cuando habían dicho que igual retrasaban algo la salida por el tema de los dorsales, si algo, es algo, tres minutejos de nada, menudo stress, y así emepece la carrerita con mas de 300 trailers por delante mía y yo con las pulsaciones ya por las nubes, menuda forma de empezar una carrera dura como esta.

Ya te digo, saliendo desde el final y aún saludando a Toni Vitoruner.
Hago de tripas corazón, y aprovechando que los primeros 400 metros son lisos, por caminos asfaltados de naranjos, adelanto a todo el que puedo, 120 o 150 corredores mínimo, pero vienen las primeras rampas de hormigón, también entre naranjos y ya no voy tan alegre adelantando, pero bueno alguno cae, hasta que llegamos al desvío a derechas porque empieza la senda y allí hay un tapón del quince, parecían las rebajas de enero, ya que veníamos de las cuestas de enero. Pero bueno todo pasa y enseguida nos ponemos todos en fila, porque viene hasta el km. 4,5 una subida en zig-zag empedrada y técnica en la que, sinceramente, ni se podía adelantar ni me apetecia. Así llegamos a la cumbre, y en cuanto veo al primer arbitro me voy para el y le digo que no ha estado nada bien lo de no esperar a los que hemos recibdio el dorsal, lo asume pero vamos no me hace demasiado caso y eso que lo conozco, del club Nativos de Alicante, y casualmente coincidimos en Courmayeur en el UTMB-2011, buena gente.


Saludicos a mis amigos de Petrer, Canito, y su hija y Conchi.

Gracias a Dios, viene pista, ancha y picando para abajo, se puede correr, yo no es que llevará un ritmo muy rápido, pero al menos, iba pillando a gente y adelantando. En esto oigo corear mi nombre y me animan, al margen izquierdo de la pista, está Canete y su hija y Conchi Maestre de Petrel, que alegría verlos!!!, choque de manos y foticos y para adelante, todavía hay un buen trecho hasta desviarnos a la derecha y tras bajar tramos de pista llena de charcos enfilamos lo que será la segunda subida dura, dura pero muy entretenida,  y con unas vistas espectaculares, ahora ya si que el viento se deja notar pero no hace demasiado frío. La bajada a continuación es preciosa, antes de emprenderla ya desde arriba oteas a los corredores, que te preceden y dices, ¿por ahí hay que bajar?, pero que demonios, estás deseando, y bien bonita que es, en este punto un fotógrafo debaja constancia de nuestro buen hacer y del suyo, como no!!!

Otra bonita foto en un tramo complicado de la 1ª bajada.

Pero en cuanto te quieres descuidar, ale ahí la tienes, bailala, viene las tercera subida, y es que casi 1.300 mts+, no se esconden debajo de la alfombra, y toca de nuevo echar manos a las rodillas y para arriba, y bien empinado que se pone, ahora una raiz, ahora unos escalones de roca vamos subiendo y subiendo, mis isquiotibiales se van poniendo mas tirantes que un bacalao en el polo norte pero de momento no me asustan, también el sóleo va diciendo algo pero yo chito le hago callar. De vez en cuando, un falso llano nos intenta engañar pero nada, aún queda faena, hasta un punto donde crees que has empezado a bajar pero que realmente es una transición hasta la definitiva parte final de la subida. Esta zona me resultaba familiar, "...por aquí ya he pasado yo..." y efectivamente en las primeras ediciones de la subida al Montduver se subia por allí, por aquellas sendas que te arañaban las pantorrilas sin piedad y miré a mi izquierda y allí estaban aquellas pedazo de antenas que mas de una vez he subido.

No todo va a ser correr, en ocasiones hay que andar y recuperar!!!

Llegamos al punto de inflexión, en este tramo ya comparto varios kilómetros con mis amigos de Elche, Vicente Martínez Simon y José Ramon Escobar, vamos conversando, saltando, corriendo, y van cayendo los kms, aquí las vistas ya son espectaculares y el viento también, a pesar de mis 74 kg, me llega a tambalear, no quiero ni pensar en alguno que pese 60 kgs, pero ya estamos llegando a la zona de bajada, muy técnica y pedregosa, no te puedes fiar, aquí otro fotógrafo está apostado consiguiendo unas magníficas instantáneas, y ahora sí ahora toca bajar, es el km.16,5 y nos quedan casi 8 de bajada...

Al fondo las antenas del Montduver, un día precioso.
 Peazo de foto, gracias Mariangeles!!!

... al principio entre algo de pino, roca, raices y senda para después volver a encontrarnos con el zig-zag pedregoso y bastante técnico de bajar. Llevo los dos tobillos vendados, los llevo algo tocados tambien, he preferido no arriesgar y he acertado de pleno, bajo a toda velocidad para ganar tiempo, la carrera está siendo muy discreta, no llevo mal tiempo pero tan poco bueno y quiero intentar maquillar el marcador con una buena bajada, así lo hago aunque esta maldita fascitis no me deja pisar a fondo el acelerador, dejo paso a Vicente Martinez, que baja como un rayo, sigo yo a mi ritmo y por fin llego al tapón de hace tres horas, pero ahora ya despejado, bajada por el tramo empinado de hormigón y ya se oye al Spiker, ya está hecho, quedan los 400 metros de asfalto del principo y el arco azul de meta me hace el guiño, vuelvo a ser finisher, casi al final me sale al paso Carlos Bertollopis de los Crazy Runners, y me anima, y no puedo remediarlo, saltico de rigor en meta es la alegría desbordada de volver a vencer, mas que a todo a los problemas, a las lesiones, a esta maldita fascitis que me quiere conquistar y yo resisto como en El Alamo, 3:14, un tiempo mediocre pero en estos momentos es lo que hay, y yo mas contento que unas pascuas.

Saludicos a los Crazy Runners!!!

Como para no saltar de alegría, adelantando desde la cola del pelotón

Saludos a los finishers, veo a varios corredores con hielo en los tobillos, han habido varios abandonos, y una caida fuerte con dedo roto incluido de la mano, me entero que ha sido Pepe García Valverde, que no se pierde ni una. Lo saludo y le deseo suerte par la operación, ahora ya sé que todo ha ido bien, muchos ánimos Pepe, flamante finisher también de la ultima edición del GR10-Xtrem. Y ahora toca pillar un bote de cerveza y un medio bocata de sobrasada, ducha, y otra cerveza y para casa que veremos a ver quien se mueve esta tarde del sofá. Que bonita carrera, running en estado puro, buen marcaje y buen organización, excelente bolsa de corredor (camiseta, bolsa de naranjas, bebiba y golosina energética, y dos pastelillos de chocolate), por 10 € está pero que muy bien, ahora toca masaje de descarga y a esperar a el domingo siguiente donde nos probaremos en duelo de nuevo en la carrera de montaña del Coto en Casas del Señor (Monovar)...ya os cuento.

5 comentarios:

PEDRO LORENZO dijo...

Enhorabuena Miguel por volver a ser finisher.Carrera de montaña en estado puro y disfrutandola. Como siempre, la cronica impecable. Me ha gustado de nuevo ver ese "saltico" entrando en meta. Saludos y nos vemos en el Coto.

Anna dijo...

Más contento que unas pascuas, siempre estás así ... que dure muuucho. Un abarazo Miguel!!

Salva Maciá dijo...

Te felicito Miguel, tanto por la carrera como por las crónicas, que siempre que acabo de leer alguna termino con dolor de piernas y alguna vez con agujetas.
Un saludo amigo.-

fausto dijo...

Si lesionado me sacas diez minutos, me imagino lo que me sacarás estando bien. Un placer volver a salidarte

madri dijo...

Hola Miguel, soy Madrigal, te tenía justo delante en la salida (de hecho salgo en la foto justo detrás de ti) y ni te vi. Eres un máquina a pesar de las dolencias que vas arrastrando. Para mi siempre serás un ejemplo a seguir, pues como a tantos otros, fuiste uno de los que me engancharon al mundillo de las carreras de montaña. Saludos campeón