Demo Site

lunes, 20 de julio de 2015

MARATO I MITJA 2015...cuando algo puede salir mal...!!!

Tras dos maratones duras bien seguidas (LURBEL 45K y MAMOVA) y con apenas un par de semanas de descanso tocaba volver a la MIM, una carrera que me gusta mucho tanto por la distancia como por las zonas de paso donde siempre te encuentras gente animando, iba bien preparado pero el hecho de recibir el sorpresón de acudir a Zegama me hacía correr con mucha precaución para no lesionarme ni cebarme demasiado en correr y llegar a la cita vasca con la reserva puesta.

El viernes 8 de mayo quedo con mi paisano y amigo Jorge Máñez y partimos para Castellón a recoger el dorsal, la tarde era espléndida al llegar, mucho sol y muchos saludos y la previsión para el día siguiente es que el sol hiciese su aparición y vaya si la hizo, la ola de calor primera ya estaba aquí. Una vez recogido el dorsal, y entre saludo y saludo nos tomamos una cervezas junto a Silvia Lyante y Juan Nieto para recordar que hacía casi un año que fuímos finishers de la Quixote Legend por etapas, ahora ya lamentablemente desaparecida, y a la cual repetimos los tres por algo somos masocas.

En la Plaza de las Aulas recogiendo la bolsa de corredor y el dorsal.

Por los buenos tiempos de la Quixote Legend!!!
En el stand de Sense Limits no podían creer que su imagen había cobrado vida!!!
                                 
 Sin tiempo casi para nada mas, cada mochuelo a su olivo o mejor dicho a su hotel porque a las 4 de la madrugada había que levantarse. Tras una cena comedida y un buen paseo nos acostamos con la mente puesta en la MIM y los imperdibles ya puestos en la camiseta para no ir con prisas al día siguiente


CASUALIDAD!!!

A las 4:15 ya estmos desayunando en el hotel, casi sin ganas nos obligamos a meterle al cuerpo alimento para afrontar el reto y enseguida nos vamos para Castellón, ya que el hotel está en Benicassim, enseguida llegamos, hay atasco para acceder, incluso para poder aparcar en el parking de la Universidad de Valencia Jaume I, menos mal que vamos bien de tiempo, el caso es que dejamos la bolsa en el bus para poder luego cambiarnos en meta y nos vamos a la zona de salida. Me despido de Jorge enseguida, ya que él es un meteoro y va en busca de mejor posición para salir. Yo me quedo en el box que indica "tiempo para la MIM entre 8 y 9 horas" porque en realidad ese era mi objetivo, quizás demasiado ambicioso teniendo Zegama a la vuelta de la esquina pero bueno también llegaba con mi mejor estado de forma.

Momentos previos de la salida, ambientazo y calorazo!!!
Aprovecho para hacerme una foto presalida, son las 6:00 y casi, casi hace hasta calor, así que nos espera una carrera de lo mas "calentita". A ritmo de rap (especialmente escrito para la MIM) y bajo el vuelo del dron que nos capta a todos con nuestra carita de impacientes se dá la salida y no veas que salida, casi 2000 personas embaladas para hacer unos 250 mts., de pista de atletismo y salir pitados en busca de la montaña. Veo que llevo un buen montón de corredores por delante y aunque no me alarmo porque sé que queda terreno de sobra hasta el primer tapón, aprieto un poco para intentar no contagiarme de un ritmo que no es el mío, en eso me encuentro a Ana Bustamante la cántabra de acero y charro con ella un poquillo pero le digo que voy a apretar un poco, ella va a por la CSP y yo a por la MIM y por lo tanto su ritmo es mas tranquilo.

Después del tirón no quedaba otra que correr e plan tranquilo.
Vamos abandonando la ciudad cruzamos la autovía por el puente y enfilamos por la vía de servicio asfaltada pero todavía con la luz muy ténue, voy pensando en la estratégia de carrera cuando de repente siento un pinchazo extraño y con forma como de bola en mi isquiotibial derecho, asombrosamente la única parte de mi cuerpo que en mis casi 50 años no me había dado ningún tipo de aviso, joer vaya por Dios, ¿que hago, sigo, no sigo? Uff, que mal, apenas 2 kms., y ya me ha dado un buen rampazo...Decido continuar y lo achaco a la salida algo rápida y casi sin calentar, bajo el ritmo y troto pero que muy despacio y deje que el cuerpo me hable, mientras empiezo a maldecir muchas cosas y la mala suerte que sigo teniendo con la lesiones y como no por encima de mi cabeza un nubecita rondando que pone "Zegama-Aizkorri", así que menudo dilema, sigo, paro, voy mas depacio???. Por último decido seguir y veo que la cosas no va a mas pero todavía quedaban 60 kilometrazos que me podian pasar factura y lo que antes era solo saber dosificar ahora se convertía en una mieditis aguda a que una pequeña rotura se conviertiese en algo mas grave. Tire para adelante y que el tiempo y los kms. dieran su veredicto.

Con los primeros rayos de luz, parece que también mi pierna se iba "serenando"
Va amaneciendo, subo la piedra de Borriol a buen ritmo, incluso en las partes mas empinadas procuraba no poner demasiada tensión, cosa que es díficil, pero iba salvando obstáculos como mejor iba pudiendo, el caso es que cuando menos me lo espero ya estaba en el primer avituallamiento en la Pedra, un gigantesco guardían nos esperaba sujetando un gran pedrusco por encima de la cabeza cual cíclope desafiante. Ya el calor se hace notar y eso que todavía es muy temprano, llevo el cuello chorreando así que decido ir bebiendo bastante porque a medida que vayamos avanzando el calor iba a ser juez y señor de la carrera.

Avituallamiento superoriginal en "La Pedra" de Borriol
Cruzando el barranco por el rio seco y pisando muuuuchas piedras!!!
Sigo adelante, ahora mas contento al ver que de momento, parece un buen tirón pero que no pasaba de ahí, aunque un buen tirón si no se deja reposar también me puede alejar de Zegama, y así transcurrían los kms., a velocidad de crucero y hasta llegar ya con un buen calor a Useres, con 4 horas justas, bastante cansado por el ritmo que te hace llevar esta engañosa parte de la carrera. Ya sabía yo que a partir de aquí empezaba la MIM por eso ya he venido cuatro veces, así que tocaba, andar, andar y trotar mientras pudiera hasta el siguiente avituallamiento. La siguiente subida iba a ser infernal, llevo las piernas cargadas y mi cabeza no para de repetir Zegama, Zegama, y claro no estoy aquí estoy allí, pero sigo, calor, zancada, calor, trote, calor, y cada vez me pasan mas corredores.

Llegada a Useres con un calor ya de calidad, casi cuatro horas voy bien!!!
Salida de Useres, aquí realmente empieza la carrera, hasta ahora solo hemos calentado!!!
Mi intención sigue siendo simplemente terminar, pero no al precio que sea. Por si fuera poco mi tobillo derecho empieza a dolerme considerablemente, creo que voy apoyando mal inconscientemente para no forzar el tirón y me estoy cargando el tobillo, pero bueno, acostumbrado a soportar tantos años, tanto dolor, un poco mas no es nada y sigo devorando uno y otro y otro kms. Esta zona siempre se empalaga, sobre todo cuando toca calor como es el caso y hasta llegar a la Serra de la Creu, tengo que hacer un buen empeño en centrarme y alejar malos pensamientos. Pero una vez en la cima toca una bajada en zig-zag algo técnico donde el tobillo me duele ya bastante y encicma con casi 40 kms. al lomo, creo que la mejor manera de llegar bien a Zegama, a apenas 7 días, es dejarlo en el siguiente avituallamiento, San Miquel de Torrecelles. 

Con un sol de justicia y bajando de la Serra de la Creu
Justo abajo y antes de la última subida, en la balsa que este año si que estaba repleta de agua, me hago un hueco entro otros exhaustos corredores que cual cebras sabaneras hemos parado a repostar agua y refrescarnos la cabeza. Allí estaba el gran Quim Farrero para dejar constancia del momento con una simpática foto y ya llevamos unas cuantas carreras coincidiendo. Sin mas dilación me dispongo a seguir y poco a poco y con la menta ya puesta en la retirada llego a San Miquel de Torrecelles. Una vez allí el panorama es desolador, todo el mundo buscando sombra, una gran cola en la fuente y los servicios médicos pinchando goteros a runners desfallecidos por el calor. Yo sin embargo iba bien, soy humano claro, yo también tenía calor, pero estos últimos entrenos a la hora de comer me habían dado el suficiente rédito para llevar bien el envite.

Momentos anteriores a la foto de abajo, esta fué la elegida para la revista impresa.
Estaba el avituallamiento cerca, pero una balsa de agua fresca no la puedes rechazar!!!
Antes de comunciar mi retirada lo volví a pensar, allí me sente bajo el porche en una sombra meditanto si para lo que llevaba ya hecho valía la pena, pero con media maratón por delante y como estaba ya el isquio y el tobillo lo mejor era echar pie a tierra pensando en Zegama. Por un lado me daba bastante pena abandonar, solo que hubiese habído otra semana por delante lo hubiese intentado pero con apenas tiempo de recuperar lo mejor era subirse al todo terreno que nos iba llevando al pueblo mas cercano allá abajo, Atzeneta.

Hasta allí llegué y junto a varios corredores mas esperábamos el bus que nos llevaría hasta la meta, pero por el recorrido de los derrotados, lesionados o cansados. Mientras y bajo un sol de justicia vemos pasar corredores de la CSP que siguen por esta parte del trayecto bajo un sol de justicia y los animamos en su pelea. Todavía un buen rato de espera, y el bus aparece, cuando subo veo a mi buen amigo Vicente Sala que tambíen ha tenido que dejarlo por la alergía, así que en amena charla vamos camino de la meta donde tras un buen bocata y una buena cerveza ya lo veíamos todo de otra manera. 

Menos mal que hasta en las retiradas te encuentras a buenos amigos para seguir de buen humor!!!
Mi compañero de aventuras Jorge Máñez ha hecho un tiempazo y ya lleva horas esperándonos, se une con nosotros a la charla y tras recoger la bolsa de final de meta con la ropa limpia y muchos saludos, ánimos a los que también andaban por allí abandonados y enhorabuenas para los que eran finisher, subimos de nuevo al bus que nos llevaría a la Universidad de Castellón para recoger los coches y terminar la paliza del día con otros 180 kms. de vuelta a casa.

No me arrepiento, hice bien y lo volvería hacer, si una cosa te dan los años es saber diferenciar lo que es una posible lesión con el afán de terminar al precio que sea poniendo en riesgo nuevas aventuras, como en este caso Zegama.... pero eso ya será otra historia.

1 comentarios:

Gustavo Buades dijo...

Muy bien pensado, con cabeza, una retirada a tiempo es victoria, saludos campeón